PRÓTESIS FIJAS CERÁMICA

PRÓTESIS FIJAS CERÁMICA

Las prótesis dentales fijas son cementadas a dientes naturales previamente desgastados o implantes. Éstas pueden ser de porcelana sobre metal o libres de metal. Son muy estéticas y funcionales.
No pueden ser removidas por el paciente y pueden ser coronas individuales, o puentes de tres o más unidades; apoyados en pilares naturales.


En caso de que le falte algún diente o muela, esta es la opción más económica de colocarle de forma fija la pieza ausente.
Primero se tallan dos dientes que serán los que servirán de apoyo para el puente fijo.
Posteriormente tomaremos una impresión de la boca con una silicona fluida para mandarla al laboratorio, así podrán fabricarla a medida y con el color elegido.
Le colocaremos un puente acrílico provisional y 1 semana después le colocaremos el puente definitivo

En caso de que le falte algún diente o muela, esta es la opción más económica de colocarle de forma fija la pieza ausente. Primero se tallan dos dientes que serán los que servirán de apoyo para el puente fijo. Posteriormente tomaremos una impresión de la boca con una silicona fluida para mandarla al laboratorio, así podrán fabricarla a medida y con el color elegido. Le colocaremos un puente acrílico provisional y 1 semana después le colocaremos el puente definitivo


VENTAJAS

La prótesis parcial fija reemplaza los dientes ausentes y previene el movimiento de dientes vecinos.
Esta opción es estéticamente aceptable y funciona correctamente, siempre que los dientes sobre los que se apoya (pilares) sean suficientes y estén en buen estado.
Las ventajas de este método de tratamiento son su mayor rapidez (no hay que esperar al tiempo de curación del hueso, como con los implantes); que el precio es menor que en las prótesis sobre implantes.

INCONVENIENTES

Una prótesis parcial fija no puede utilizarse en dientes que no tienen suficiente soporte óseo o suficiente estructura dentaria para sostener la longitud de la prótesis parcial en su sitio.
Hay un riesgo de caries en los dientes y un posible daño al nervio de los dientes durante el tallado (“desgaste”), que requiera ser tratado mediante endodoncia (“desvitalización” del diente), con los problemas propios de este tratamiento.
Existe un riesgo de afectar a los tejidos gingivales (encía) y al hueso que rodea los dientes, que puede conducir a problemas periodontales.
Algunas prótesis parciales pueden descementarse (“soltarse”) y ocasionalmente romperse.
La higiene diaria es difícil en algunas prótesis parciales.
También existe un riesgo estético puesto que el objetivo de esta prótesis es parecerse a los dientes remanentes, lo cual a menudo es difícil de conseguir.